La ingeniería de las emociones

Desde el Coaching Ontológico sostenemos que el ser humano es el resultado de la coherencia entre sus tres dominios: LENGUAJE-CUERPO-EMOCIÓN, que están en constante interrelación aunque, tal vez,  no seas plenamente consciente de ello.

Desde mi punto de vista, considero que, en general, contamos con poca información con respecto a cómo funcionamos como los seres biológicos que somos y cómo hacerlo consciente para tener una vida más plena.

Las emociones son una fuente de información preciosa y relevante que te permite predisponerte a la acción. Aprender a  leerlas, a vivirlas, a expresarlas y a gestionarlas te abre la posibilidad de intervenir en ellas para acercarte a tus metas.

Notarás, porque las podés “sentir”, que las  EMOCIONES son etéreas,  reactivas,  de corta duración y que son una respuesta ante los estímulos, aunque nacen en un lugar muy material: tu CEREBRO, es más, en una pequeñísima parte de  él, el llamado SISTEMA LÍMBICO.

A veces llamado el “cerebro emocional”,  este sistema está formado por varias estructuras cerebrales que funcionan como un engranaje perfecto (como lo es todo tu cuerpo) que aloja la memoria involuntaria, el hambre, la atención, los instintos sexuales, las emociones, la personalidad y la conducta. O sea que, además de participar en la formación de memoria, es el responsable principal de la vida afectiva… WOW!!!

Como tiene un poder de reacción a los estímulos  externos y al flujo de pensamientos asombroso, interacciona muy velozmente con el sistema endocrino (secreción de hormonas)  y el sistema nervioso autónomo.

Las funciones principales del sistema límbico son la motivación por la preservación del  organismo y la especie, la integración de la información genética y ambiental a través del aprendizaje y la integración de tu medio interno con el externo antes de realizar una acción.

Ahora, te voy a contar muy sencillamente cómo funcionan:

Hipotálamo, por su conexión con la glándula pituitaria y el sistema endócrino, es uno de los más involucrados en la regulación de las emociones.

 Amígdala, su papel principal es el procesamiento y almacenamiento del repertorio de las reacciones emocionales.

Hipocampo, su tarea es la de consolidar la memoria y el aprendizaje.

Nucleo accumbens, tiene una función importante en el placer, incluye la risa y la recompensa, como así también, el miedo, la agresión, la adicción y el efecto placebo.

Corteza Cingulada: participa en la regulación de la presión sanguínea y el ritmo cardíaco, y en ciertas funciones cognitivas racionales, tales como la anticipación de  premio, toma de decisiones, empatía y emociones

El sistema límbico es como el juez que determina lo que merece ser aprendido y de qué modo ha de ser memorizado,  dependiendo de las sensaciones placenteras o dolorosas que nos produce cada situación.

Para resumir, la motivación biológica por la preservación del organismo y la especie, la integración de la información genética y ambiental mediante el aprendizaje y la integración del propio medio interno con el externo antes de accionar son, como vimos, las principales funciones adaptativas del Sistema Límbico.

Y vos, ¿Cuán consciente sos de tu emocionar?

Nuestro Espacio

Nació como un espacio para que puedas reconocerte y reencontrarte con el fuego de tu alma.

Mi misión

Considero que los seres humanos somos complejos (no complicados) y por eso me he formado…